Bombas de Aceite

La bomba de aceite es literalmente el corazón del sistema de lubricación de un motor. Su función es la de succionar aceite del cárter e impulsarlo a través del filtro y los conductos de lubricación hacia los cojinetes del cigüeñal y del árbol de levas. Para el buen funcionamiento del sistema se requiere de un constante suministro de aceite para soportar y enfriar a los casquetes. Si por alguna razón la bomba no puede mantener la circulación del aceite, esto significa el fin del motor.

La bomba de aceite NPC® está diseñada para brindar un óptimo desempeño, lo cual en modelos recientes de autos y camiones livianos es de 240 mil kilómetros, pero al igual que cualquier otro componente mecánico, la bomba de aceite está sujeta a desgaste. De hecho, la bomba de aceite sufre más desgaste que la mayoría de los otros componentes del motor, ya que es el único que trabaja con el lubricante sin filtrar. Por tal motivo NPC® ha investigado y desarrollado esta línea de producto con materiales de calidad resistentes que le garanticen el mejor desempeño.

Volver